Header Ads

Prepara una Margarita Clásica


El Cóctel Margarita es uno de los más famosos hecho con tequila. De origen mexicano, varias son las versiones sobre su historia, y en todas ellas una mujer como protagonista: Marjorie, Margaret o Margarita.

En 1938 Carlos Herrera, en su restaurante “Rancho la gloria”, situado entre Tijuana y Rosarito, México, crea un cóctel para una de sus clientas, la ex bailarina  Ziegfeld Marjorie King, Esta dama era alérgica a varios licores y sólo toleraba el tequila.

Otra versión popularmente conocida cuenta como en 1941, Carlos Orozco, camarero en la Cantina Hussong de Ensanada Mexico, crea este cóctel para Margarita Henkel, la hija del entonces embajador alemán. En el momento que la señorita entra en el establecimiento, el camarero estaba experimentando con bebidas y le ofrece este cóctel,  al ser la primera persona que lo toma, el camarero decide ponerle su nombre “Margarita”.

Por otro lado hay quien dice que el Cóctel Margarita lo inventó Margaret Sames, allá por 1948. Esta señora de la alta sociedad de Dallas servía este cóctel para sus huéspedes en su casa de vacaciones en Acapulco. Uno de sus invitados era Tommy Hilton, propietario de los Hoteles Hilton, El Sr. Hilton incluiría posteriormente este cóctel en los bares de su cadena hotelera. Al parecer esta versión no es correcta, puesto que según dicen, algunas marcas de tequila promocionaban el cóctel “Margarita” tres años antes.

Otra versión cuenta cómo en Tijuana, un camarero quedó “prendado” por la belleza de una joven bailarina llamada Margarita Carmen Cansino y crea este cóctel en su honor. Esta belleza se convertiría posteriormente en una de las actrices más famosas de Hollywood, Rita Hayworth.


Francisco “Pancho” Morales es otro barman, al cual se le atribuye la creación de este cóctel cuando en 1942 trabajaba en el “Tommy Place Bar” en El Paso, México. Muchos expertos creen que es el autentico creador de este cóctel.

En conclusión, muchas son las versiones y quienes quieren atribuirse la creación de este cóctel. Visto que no existe una versión que destaque y convenza, yo me quedo con el placer de degustar esta fantástica mezcla, perfecta como aperitivo previo a una cena, o disfrutarla una calurosa noche de verano como “refrigerio”.

Sin importar el origen de esta maravillosa idea, te invitamos a prepararlo y disfrutarlo.

Mira también