Header Ads

Trucos para tus Parrilladas, Conviértete en Experto Parrillero


Una parrillada siempre es motivo para celebrar, para reunirse y sobre todo comer un buen plato hecho en casa, no hay un día libre que no se preste para hacerlo con la familia y amigos y armar una buena parrillada, compartiendo juntos con una fría cerveza en mano mientras los niños corren por el patio y disfrutas de buena música.

Nunca enciendas el carbón con algún líquido inflamable, ya que contaminará la comida.

via GIPHY

Precalienta siempre tu asador, ya sea con el carbón a punto de brasas o con la temperatura más alta en los quemadores de gas.


Aprovecha cuando tu parrilla esté aún caliente para limpiarla con un cepillo de alambre, la dejará libre de excesos de la comida pegada.

El aceite evitará que tus alimentos se peguen, sin embargo, debes agregarlo ligeramente a la comida en vez de rociarlo directo a la parrilla.

El fuego directo (debajo de la comida) es ideal para cortes suaves o pequeños.

El fuego indirecto (a lado de la comida) funciona mejor para cortes duros y grandes.


No olvides oxigenar y remover las cenizas para evitar que se tape la parrilla.

via GIPHY

No voltees tan frecuentemente la comida. Se paciente y deja que los alimentos caramelicen. El resultado te hará delirar.

via GIPHY

En caso de que las llamas estén fuera de control, mueve tu comida a fuego indirecto hasta que calme el fuego.


La cocción de tus alimentos dependerá de la temperatura del ambiente. Sí cocinas en clima frío y altura alta el tiempo de cocción será mayor.

Mira también