Header Ads

Pollo Relleno de Alcachofas y Espinacas



Las pechugas de pollo rellenas con espinacas y alcachofas son una deliciosa manera de convertir una tarde cualquiera en una cena increíble.

En tan solo de 12 a 14 minutos, tendrás frente a ti y podrás disfrutar del pollo más suculentamente relleno que jamás hayas probado.


Un cremoso chapuzón con queso crema, mozzarella, parmesano, ajo y por supuesto espinacas y alcachofas. Si no eres un fanático de la alcachofa, reemplázalo con espinaca extra.


Ingredientes

Para el pollo

4 Pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
2 cucharadas de Condimento italiano
1 cucharadita de pimentón dulce (opcional)
Para el aderezo de alcachofa y espinacas
120 gramos de espinaca congelada (descongelada)
150 gramos queso crema en barras (ligero o reducido en grasa), a temperatura ambiente
170 gramos de corazones de alcachofa enlatados en salmuera , finamente picados
1/2 taza de Queso Mozzarella rallado
1/2 taza de Queso parmesano rallado
1 cucharada de Ajo picado

Para la salsa cremosa (opcional)

El resto del aderezo espinacas / alcachofa
1 taza de Leche (descremada, 2% o grasa completa)

Preparación

Para el pollo

Coloca cada pechuga de pollo sobre una superficie plana. Sazonar ambos lados de cada pecho con el condimento italiano y el pimentón. Con su mano apoyando cada pieza, corta una ranura o bolsillo, teniendo cuidado de no cortar toda la pieza.

Para el relleno

Exprime cualquier exceso de líquido de la espinaca. Desecha el agua liberada. En un tazón mediano, combina la espinaca, el queso crema, las alcachofas, la mozzarella, el parmesano y el ajo; mezcla bien para combinar (usa tus manos si es necesario).


Rellena los "bolsillos" de pollo con 1-2 cucharadas de la salsa de alcachofa y espinacas, extendiéndose uniformemente con la parte posterior de la cuchara (o usa las yemas de los dedos para presionarlo hacia abajo). Reserva la salsa sobrante para la crema opcional (¡debes tener exactamente la mitad restante



Sella con dos o tres mondadientes cerca de la abertura para mantener el relleno dentro mientras cocinas.

Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén anti-adherente a fuego medio-alto. Agrega el pollo y fríe hasta que esté dorado. Gira y fríe el otro lado, cubriendo con una tapa hasta que esté cocido, (de 6 a 7 minutos por lado). Transfiere el pollo a un plato caliente para hacer la salsa de crema opcional

Para la salsa

Vierte la leche en la sartén y cocina a fuego lento. Agrega la salsa restante (debe tener exactamente la mitad restante) y revuelve hasta que se combine y espese. Agrega el pollo a la sartén y sirve inmediatamente.

Mira también